4 cositas para “hacer mas” en el mismo tiempo

Cuando pensamos en hacer más, por lo general lo que hacemos es añadir más cosas nuestra lista de “cosas que tengo que hacer”.Esto, normalmente, se traduce en una medida un “pelin” estresante y muy poco productiva, porque simplemente nos hace mas conscientes de toooooooooooodo lo que no hemos hecho y tenemos que hacer, disparando nuestro estado de alerta. Y, sinceramente, es muy dificil aprovechar bien el tiempo cuando tenemos el panel de mando con todas las luces parpadeando: “Emergencia! Emergencia! Hay mucho por hacer, y todavía estás con esto!!? Coooorreee!!”
Mal asunto.

En su lugar una forma que he descubierto, y estoy practicando (con sus mas y sus menos) es el manejo de la atención y la energía.
En como aprovechar al máximo esos intervalos de atención + energía para que nos rindan mas, y así tengamos mas tiempo para hacer otras cosas (o no hacer nada, que también es importante).

Hay 4 factores/pasos a tener en cuenta:
1. Toma consciencia de tu atención.
2. Fíjate en tus niveles de energía.
3. Decide donde quieres poner tu atención y tu energía en los próximos 25 minutos
4. Metete a fondo en lo que estás haciendo

1. Toma consciencia de tu atención.
Aunque suene redundante es “prestar atención a la atención”.
¿Cual es tu nivel de atención/concentración?
¿Es el adecuado para lo que estás haciendo?
¿Estas prestando plena atención a lo que estás haciendo?
Tomar consciencia de nuestro nivel de concentración/atención nos permite
redirigir y refocalizar.
Al principio es como enseñar a un cachorro, que vuelve y vuelve, y vuelve a descarrilarse
pero a base de insistir y entrenar al final toma el hábito.

2. Fíjate en tus niveles de energía.
A lo largo del dia tenemos diferentes niveles de energía, e incluso diferentes “calidades” de energía.
Conocer y reconocer estos momentos de energía es muy útil a la hora de decidir que es lo que MEJOR podemos hacer ahora. Y hacerlo. Sin excusas.

3. Decide donde quieres poner tu atención y tu energía en los próximos 25 minutos
Una vez reconocido tu nivel de energía, escoge de tu lista de los “tengo que” aquello que mas se ajuste a:
a) Tu nivel y tipo de energía.
b) Tu nivel (o capacidad) de atención/concentración en ese momento.
Escoge lo que puedes hacer mejor y con mas calidad en este momento (procuro, por tu madre, que sea algo productivo) Luego pon el crono a 25 min, y no hagas nada mas, absolutamente nada mas, hasta que no suene el “bling!” del crono.

4. Durante estos 25 minutes metete a fondo, conviértete en la tarea, como si fuera lo único que existiera en el mundo … y disfruta de la sensación. Esto es lo que llaman la practica de la atención plena, fluir, el minfullness.

Es sólo que cuando estás en lo que estás no estás en todo lo demás, y el cerebro te lo agradece con una agradable sensación de estar en el lugar adecuado haciendo lo adecuado adecuadamente. Y eso es como acunar cerebro y corazón a la vez en un murmullo perfecto y presente.

5. Descansa 5 minutos, y vuelve al Paso 1

Nota: repetir 4 veces y descansar 30 min. Luego tu decides.

Funciona. Palabra.