¿Qué es esto del coaching?

Fundamentalmente es una metodología. Una metodología para definir, trabajar y lograr objetivos. Dependiendo del tipo de coaching que sea estará mas orientado a lograr objetivos profesionales, a objetivos personales, de equipo, o a definir quien queremos ser y como llegar a serlo.

Y resulta que esta metodología tiene profesionales especializados que dominan el método y son capaces de acompañar al cliente a lo largo del proceso de coaching.

Un proceso de coaching es una oportunidad para:

–       Cambiar algo que no funciona

–       Solucionar un problema o conflicto

–       Redefinir nuestro futuro

–       Obtener mejores resultados

–       Descubrir posibilidades y oportunidades

¿Y que metodología es esa?

Depende del tipo de coaching del que se trate, pero fundamentalmente el coaching trabaja con:

–       Conversación pregunta – feedback

–       Análisis de incidentes críticos

–       Gestión/Regulación Emocional

–       Entrenamiento de habilidades y competencias

Y seguro que mas cosas, pero para mi estas son las fundamentales.

Normalmente un proceso de coaching se estructura en sesiones de entre 60-90 min, y en 6 a 15 sesiones.

¿Cuando es útil el Coaching?

Cuando mas de lo mismo ya no funciona. Así de sencillo.

Cuando nos damos cuenta que la situación actual requiere ciertos cambios “urgentes” para seguir adelante y obtener mejores resultados.

Descubrir nuevas posibilidades, explorar vías de acción diferentes, trabajar con lo posible para lograr lo que nos parecía imposible, analizar y trazar planes de acción realistas y valientes, perseverar, abrir puertas a la esperanza, sumar fuerzas, cambiar la perspectiva, avanzar hacia lo que queremos, … esto es lo que hace el coaching.

El coaching es útil cuando hay que cambiar para hacerlo mejor, cuando la solución intentada ya no sirve, cuando lo que hemos hecho hasta ahora ya se demuestra ineficaz o ya no nos aporta buenos resultados.

¿Qué es un Coach?

Un coach es un “entrenador” especialista en el cambio y la readaptación de su cliente, y al igual que un entrenador deportivo, no va a correr la carrera por su cliente, sino que lo va a acompañar para que gane.

Todo el potencial, toda la capacidad, todas las virtudes están en el cliente, la tarea del coach es acompañarlo para que sea todo lo bueno/a que puede llegar ser.

Aprovechar lo bueno y entrenar lo necesario.

¿Qué es fundamental en un proceso de Coaching?

Objetivo y compromiso.

Con un Objetivo podemos saber si avanzamos o si estamos dando vueltas. Podemos medir resultados y trazar planes de acción. El objetivo se puede definir a lo largo de las primeras sesiones, pero es condición para poder realizar un proceso con éxito y buenos resultados.

El Compromiso por parte del Cliente manifiesta la voluntad y el deseo firme de este para realizar un cambio intencionado, para mejorar conscientemente, para encontrar soluciones de una forma activa. Mediante el Compromiso con el proceso el Cliente será capaz de accionar las palancas de cambio y de aportar la energía necesaria para sacar lo mejor de si mismo.

¿Es efectivo el coaching?

100% si el cliente quiere, y 0% si el cliente no quiere.

Es decir, depende del compromiso que tenga el cliente con el proceso.

¿Porque Coaching ahora?

Para sobrevivir. La esperanza de vida de las empresas en 1982 era de 43 años.

En el 2007 era de 14 años.

En el 2011 es de 4 años.

La esperanza de vida de un ser humano es de 70 … tendrá que cambiar y readaptarse varias veces en la vida.

Ley de Revans (Reg Revans):

“La supervivencia de un organismo depende de que su tasa de cambio interno sea igual o mayor a la del entorno.”

La tasa de cambio se ha acelerado. Pero como hay crisis los organismos humanos reducen su tasa de cambio, reduce su metabolismo, se quedan quietos. Por miedo, por prudencia. ¿Que pasa? Que baja la tasa de cambio y el organismo muere.

Y el coaching sirve para cambiar, cambiar con método y objetivo definidos. Por tanto el coaching sirve para sobrevivir.

Sobrevivir como persona, individuo, equipo, organización o sociedad. Porque acompaña, con método, para potenciar todo lo bueno que tenemos y cambiar todo aquello que ya no nos funcionan.