Lo que “viene conmigo”, viene conmigo desde el principio

Lo correcto no suele ser lo mas cómodo, en ocasiones puede resultar difícil e incluso incómodo hacer lo que conviene. Lo que “viene conmigo” en función de mis principios y valores.

Por eso cuando tomo una decisión en coherencia con mis principios, no es posible que me equivoque.

Si parto de mis principios es poco probable que me equivoque en mis finales.

(dedicat al meu amic Jose Luis i la cabanyeta dels somnis)