SAL AHÍ FUERA Y CAMÍNALO HASTA EL FINAL

La vida es dura, eso es un hecho. Cuando te levantes te volverán a tirar al suelo. No esperes otra cosa. Cuando estés en el suelo te pisaran. Eso si lo puedes esperar.

No creo que mi consejo te venga de nuevo, no es un secreto … volverás a caer, volverás a tropezar, te volverán a tumbar, darás otra vez con tu cara en el frio suelo y te volverán a pisar.

Pero cada vez que pase, te volverás a levantar. Eso es seguro.

Levántate tan rápido como puedas.

No importa las veces que tengas que hacerlo, vuelve a levantarte y continua adelante.

Siempre adelante.

Acuérdate bien de esto:

El éxito ha sido y continua siendo definido como la capacidad de levantarse después de caerse.

Si la experiencia me ha enseñado algo es que nada es gratis, y que la vida no es fácil.

La vida es dura, y a veces terriblemente dura.

Dios quiera que no lo sea mas de lo que podemos soportar …

Con suerte fallaras tantas veces como ganaras tantas otras.

Nadie te regalará nada. Aunque algunos te acompañarán.

Pero depende únicamente de ti levantarte, sacar pecho, erguir la cabeza y pasar la pierna por encima de las dificultades.

Lo desagradable, lo mezquino, lo injusto … todo está ahí esperándote.

Porque lo mejor está por venir, y lo peor … también.

Pero depende de ti el papel que le des. El caso que le hagas, cuanto te dejes aplastar, y cuanto tardes en levantarte.

Quieres ganar? Quieres ser mejor?

Pues sal ahí fuera y gánatelo. Prueba que puedes ser mejor. Eres el único que lo puede hacer, el único que lo puede probar.

Una vez decidas ser la mejor versión de ti mismo sabrás donde tienes que ir y que tienes que hacer.

Y no dejaras de empujar hasta que lo consigas.

Así es como se fabrican los campeones, de eso están hechos los mejores.

De esfuerzo, de constancia, de determinación y visión.

Al final del día todos queremos sentirnos bien con nosotros mismos.

Todos queremos ganar la carrera, sentirnos útiles, saber que hemos hecho las cosas bien, que hemos marcado la diferencia, que hemos hecho a alguien feliz, que hemos caminado en la dirección correcta … que, en cierto modo, hemos ganado. Eso es lo que todos queremos al final del día. Sentarnos en la cama y pensar “ha estado bien, todo está bien”.

Pero eso no es gratis. Tienes que salir ahí fuera y esforzarte, mejorarte, ilusionarte, animarte, subir la cuesta, soñar a lo grande, no tener miedo y ser mejor de lo que has sido hasta ese momento.

Tienes que salir ahí fuera y ganártelo.

Ser la mejor versión de ti mismo.

Depende de ti. Está en ti y puedes hacerlo.

Hazlo por ti, hazlo por los que quieres, hazlo por todos.

Ponte a prueba y demuestra que, un día mas, puedes volver a ganar.

De esto están hechos los mejores.

Recuérdalo cada día.

Buenos días, y buena suerte.

(Este escrito está inspirado en un speech de Gary Racer y ensanchado libremente)