Los líderes “dementores”

El líder de un grupo o de un equipo (sea el líder formal o informal, es decir sea el jefe o la persona que, sin ser el jefe, maneja verdaderamente el cotarro) es la persona que mayor influencia tiene sobre el resto de personas del equipo.

En cierta forma el líder interpreta y da significado a la realidad del grupo. Por eso las emociones o afectos que un líder expresa respecto a una persona componente del grupo/equipo son en buena medida definitorias del futuro del individuo con respecto al grupo, dado que la influencia que ejerce es muy poderosa (sea consciente o no de ello el líder).

Influencia: in-fluir > fluir hacia dentro.

Por ejemplo el ataque emocional – que trasmite un mensaje de rechazo o de desprecio – de un líder respecto a un subordinado provoca en el aludido/a un secuestro emocional que lo bloquea y lo impide, condicionándolo, momentáneamente, de forma muy poderosa.

John Gottman, psicólogo de la Universidad de Washington, utiliza el termino “Inundación” para referirse a la intensidad de la reacción de lucha o huida que pueden desencadenar los mensajes despectivos, que llegan a desencadenar un aumento súbito del ritmo cardiaco, acompañado de una súbita sensación de angustia. Cuando una persona se ve “desbordada” así le resulta imposible escuchar sin distorsionar lo que se dice, su pensamiento se vuelve confuso, no puede responder con claridad y es mas posible que reaccione de forma ruda o poco adecuada.

Como resultado de todo ello la persona afectada no tarda en desconectarse “dando largas” , aumentando la distancia emocional, e incluso la distancia física.

Influir > Inundar > Desbordar

Los líderes disonantes que desbordan a sus allegados y colaboradores con impresiones, comentarios y actitudes negativas son como los “dementores” de Harry Potter, que “chupan la paz, la esperanza y la felicidad del aire de quienes les rodean.”

Texto inspirado en el libro: “El líder resonante crea mas”, Goleman, Boyatzis y McKee, 2002