ESCUCHAR PARA ESCUCHARSE

El ser humano necesita ser escuchado. Necesita que le escuchen. Que le escuche un amigo, una compañera, un maestro, un desconocido, su familia, su perro o dios. Necesita ser escuchado para escucharse. Necesita que le escuchen para entenderse, para saber quien es y lo que tiene que hacer. La consciencia autodirigida del ser humano necesita un eco mudo donde reflejarse y comprenderse. De lo contrario pierde sus referentes y su mente no tiene donde abocar sus pensamientos, sus sentimientos, opiniones, sensaciones, y sus percepciones para compartirlas y sintetizar su experiencia. Como si fuera un papel en blanco el que nos escucha es lo que nos permite dibujar “el dibujo” de entre millones de posibilidades que hay en nuestra mente, y dar sentido a la realidad y dirección a nuestra acción.

Banda Sonora: http://www.youtube.com/watch?v=i5sAYjl73h8