Aprovechar la diversidad: los caminos que no verías.

“Cómo no ver que, cuanto mayor es el vacío entre nosotros mas la barrera se vitrifica, se cosifica, lo que nos separa del resto y lo real. Y cuando mas lo definimos más nos desintegramos. Sólo caminando en la integración y fundiendo los nudos que nos separan, solo entonces podremos transformar el mundo, teniendo el mundo en nosotros.”

Noronha da Costa, pintor portugués.

Aprovechar la diversidad y derribar el muro de los prejuicios es uno de los mejores retos que nos podemos proponer como comunidades y grupos humanos.

Lo contrario es la diferenciación, la separación y la exclusión, con toda la perdida de riqueza humana y de potencial como especie responsable de su futuro (y del futuro de muchas otras especies de este planeta).

Abrir la puerta a la aceptación de las diferencias y al aprovechamiento de precisamente estas diferencias es lo que puede transformarnos en no sólo en mejores personas, equipos y comunidades, si no en grandes seres humanos que deciden y construyen desde la consciencia y la voluntad de sumar.

Fácil no es, claro. A esta aceptación y construcción desde la diferencia se opone el miedo, el prejuicio, la pereza mental, la impaciencia, la intransigencia, la envidia, el desprecio … y muchas mas de esas cualidades que nos alejan precisamente de lo verdaderamente humano, y que yo me pregunto a menudo “¿y para que servirán si sólo sirven para separarnos?”.

Abrazar la diversidad desde la humildad es abrir la puerta a que algo se transforme mas allá de nuestras expectativas. Porque lo que el otro ve, lo que el otro sabe, la forma en que el otro tiene de ver e interpretar el mundo precisamente te pueden dar las claves para aquel futuro que no sabias que era posible.

Mira a través de mis ojos y camina con mis pies y descubrirás caminos que no sabias que estaban allí esperándote.

Banda Sonora: http://www.youtube.com/watch?v=rDXzLeFUkpc