YO NO ME LO CREO

Dicen que la generación que actualmente tiene entre 20 y 30 años es una generación perdida.

Que es una generación que en su edad de crecimiento personal y profesional se ven impedidos de poder acceder al mercado laboral y a una vida digna, y que la mayoría se han rendido. Se han quedado en casa de sus padres, se están quedando atrás, están abandonando ante la indefensión de un panorama desolador e injusto.

NO-ME-LO-CRE-O

De esta generación precisamente van a salir algunas de las personas mas luchadoras y mas fuertes que van a cambiar el futuro. Y lo van a hacer por una sencilla razón: el presente que se les ofrece es una mierda, y no hay mas remedio.

No hay mas remedio que levantarse y ponerse en marcha. No hay otra opción y no hay otra salida. Levantarse y empujar para que el futuro no se asemeje al desastre del presente.

Aquí los que se han rendido son los menos. Y si no al tiempo, porque con los tiempos que corren ser cobarde ya no vale la pena.