porque este año va a ser un buen año

Cuando era pequeño e íbamos en coche toda la familia mi hermano y yo (con mi hermana no porque todavía era demasiado pequeña) jugábamos a sumar los números de las matrículas de los coches que veíamos. Era un rato que mis padres se libraban del tedioso “¿Cuánto falta?¿Hemos llegado ya?¿Cuánto falta?” (bendita paciencia de los padres y madres del mundo).

Yo, como era el mayor siempre ganaba (abusóóóóón!) y creo que por eso, por la satisfacción que me daba ganarle a mi hermano (ahora me gana el a mi, jeje), el “tic” de sumar números se me ha quedado (creo que es un “tic”, espero que no un “toc”, … vaaale chiste pedante para piscólogos/as).

Pues bueno, a lo que iba que a mi me das una hoja en blanco y me vengo arriba; pues que sumando, sumando resulta que este año 2015 suma 8!! 2 + 0 + 1+ 5 = 8

Ahora es cuando dices: “Y que?”

Mirad el 8 es un gran número. En la numerología el 8 es un símbolo de poder, de habilidad ejecutiva, un numero de trabajo, de esfuerzo y de progreso. Es el número preferido de los “workaholics” porque es un número de suma, de movimiento, de cosas que se construyen y se mueven gracias al esfuerzo. Es un numero que habla de resultados y de tenacidad (no es un numero para vagos).

Su propia forma indica un movimiento continuo, una doble circunferencia unida por el centro como si de dos engranajes se tratara, o como una dinamo que genera energía.

A mi un número que me propone esta dinámica de avanzar, construir y sumar me despierta la esperanza y me provoca ilusión. Estamos hechos para movernos y el 8 es un número que se mueve.

Por otro lado en el billar americano “estar detrás de la bola 8” significa que tienes una mala posición estratégica, y este año pasamos “delante de la bola 8”!, con lo cual todo depende de nosotros, de nuestra habilidad para hacer y decidir con buen tiento.

Creo que será un año de decisiones importantes, de encrucijadas difíciles donde deberemos poner atención, intención y energía para aprovechar las oportunidades que nos brinda estar “delante de la bola ocho”.

Creo que es un año donde será especialmente interesante plantearse las preguntas adecuadas, para obtener respuestas productivas, porque es con las preguntas adecuadas que se accede a las respuestas que te hacen avanzar y salir de círculos viciosos que llevan a repetir una y otra vez el mismo ciclo de reacción-error-reacción. En este sentido el 8 puede ser un trampolín para coger impulso (como si de un doble círculo de impulso se tratara) y realizar avances importantes y gratificantes.

Y para darte un empujoncito en este inicio de “El Buen Año 2015” te regalo una “Bola 8” como aquella que sale en las películas y que contiene las respuestas posibles a cualquier dilema, pero en este caso contiene preguntas (lo siento, deformación profesional). Puedes ponerlas en papelitos, barajarlos e ir escogiendo aleatoriamente mientras piensas en aquello que quieres solucionar o conseguir.

  • ¿Qué es lo fundamental en esta cuestión?
  • Y tu, ¿Que quieres de verdad?
  • ¿Qué consejo te daría tu abuelita?
  • ¿Qué  es lo mas productivo que puedes hacer en este momento?
  • ¿Qué crees que puede marcar la diferencia?
  • ¿Del 1 al 10 cuan importante es para ti?
  • ¿Qué seria bueno que dejaras de hacer?
  • ¿De qué estás harto/a?
  • ¿Con que tienes que tener cuidado o ser respetuoso?
  • ¿Qué  te dice la intuición?
  • ¿Para que quieres eso?
  • ¿Cuál sería el escenario o resultado ideal?
  • ¿Cómo podrías o tendrías que cambiar tu?
  • ¿Quién te puede ayudar?
  • ¿Qué tienes que evitar?
  • ¿Cuales son los factores clave en esta cuestión?
  • ¿Qué sería una buena idea?
  • ¿Que es lo que de verdad tienes que cambiar?
  • ¿Hay algo que te este impidiendo avanzar o conseguir lo que quieres?
  • ¿Qué oportunidad te está brindando esta situación?
  • ¿Qué podrías aprender de lo que está pasando?
  • ¿Qué está en tus manos?
  • ¿Cuándo vas a empezar a hacer lo que tienes que hacer?

Bueno, ahí esta tu Bola 8. Es una buena manera de empezar el año hacer el ejercicio de la Bola 8.

Muy sano y muy productivo, como espero que sea este año 2015 (que suma 8). Así que acepta lo que tengas que aceptar y ponte en marcha para cambiar lo que tengas que cambiar 🙂

Hasta la próxima y un bizcocho.