una parte de nuestro cerebro que nos hace más inteligentes

Somos Increíbles #4. Esa parte del cerebro que nos hace más inteligentes. by Scannerfm on Mixcloud

Recientemente (Enero 2015) la revista Harvard Business Review publica un articulo a mi entender tremendamente interesante (HBR: “Mindfulness Can Literally Change Your Brain”) que expone los resultados de un estudio realizado en la Universidad Chemnitz, en la Columbia Británica. Gracias a este estudio ha demostrado el efecto que tiene la práctica de la atención plena en nuestro cerebro y en las capacidades de nuestro cerebro.

A mi esto me parece fascinante porque significa que podemos cambiar nuestro cerebro con el pensamiento, podemos entrenar nuestro cerebro con el pensamiento y hacerlo mas capaz y mejorar su funcionalidad. Parece ciencia ficción pero se ve que no lo es: las Resonancias Magnéticas Funcionales practicadas en los voluntarios demuestran el desarrollo y el aumento de actividad en áreas clave para el dominio de la atención, la regulación emocional y la toma rápida de decisiones.

Quiero centrarme ahora en una estructura concreta que según los resultados del programa de investigación de esta universidad resulta clave para la regulación de nuestros estados internos: la Corteza Cingulada Anterior (CCA).

Esta parte de nuestro cerebro hace de “mediador” entre el Sistema Límbico (nuestra fábrica de emociones) y la Corteza Prefrontal (los centros de control y de procesamiento de información consciente).

Dicho de forma rápida y fácil de entender, cuando el Sistema Límbico (y mas concretamente los Núcleos Amigdalinos) dispara su actividad y en consecuencia sentimos una emoción en una intensidad alta la parte de nuestro cerebro que nos permite calmarnos, frenar el impulso, razonar un poco y tomar el control de nuestras emociones es la Corteza Prefrontal (concretamente la Corteza Prefrontal Derecha), y resulta, y aquí viene lo bueno, que la mayoría de vías que circulan del Sistema Límbico a los Lóbulos Prefrontales pasan por … si, la Corteza Cingulada Anterior (CCA), premio!!

Claro cuanto mas fluida y rápida es la comunicación entre el Prefrontal y el Límbico más fácil es que se entiendan; que el Prefrontal se “entere” y tome consciencia de como nos sentimos, y que pueda enviar “mensajes” de regulación hacia el Sistema Límbico. Para los informáticos seria como la parte de la “placa madre” que conecta el procesador de información consciente con el centro de los impulsos emocionales.

Personas con una lesión o con baja actividad en la CCA (por efecto del consumo de drogas, p.e.) tienen una muy baja capacidad para regular sus estados internos, y una muy baja (o nula) capacidad de atención.

Esto es así porque esta parte de nuestro cerebro la CCA es el camino por donde pasa la información emocional hacia la consciencia y la información para la regulación emocional hacia los centros emocionales del cerebro.

Claro, los resultados de un entrenamiento que provoque el “fortalecimiento” y una mayor actividad de la CCA te van a permitir (progresivamente, poquito a poquito):

A) Ser mas dueño de tus estados internos y reducir el “secuestro emocional” que a veces no te permite pensar o decidir con claridad

B) Facilitar nuestro procesamiento de información (a nivel cognitivo), y así poder enfocarte en la tarea y pensar con mas claridad.

¿Qué ejercicio puedo hacer para hacer una “gimnasia emocional” que “muscule” nuestra CCA?

Hay muchas formas, diría yo que cualquier actividad que te ayude calmarte o animarte consciente y voluntariamente puede servir, y claro está, como exponen los resultados del grupo de estudios de la Universidad de Chemnitz la práctica de la Atención Plena (Mindfulness) contribuye de forma científicamente probada a mejorar en este sentido; pero si queréis os doy un ejercicio muy sencillito:

La próxima vez que te angusties o te enfades (popularmente conocido como “acojonarse” o “cabrearse”) te invito a que:

1) Que des, imaginariamente, un paso atrás para distanciarte por un momento de la situación.

2) Mientras das ese “paso atrás” imaginario … inspira desde el pecho (si desde el pecho, desde el centro de tu pecho).

3) Piensa en una persona que te da “buen rollo” y imagina por un momento que está ahí presente y sonriéndote (yo me imagino a Roberto Benigni, siempre le quita hierro a las cosas el querido Benigni).

4) Sonríe para tus adentros y date cuenta que es la emoción del momento la que está pintándolo todo de una pátina de miedo o de rabia.

Sólo un paso atrás, una inspiración y un buen pensamiento … ya han pasado 6 segundos que es la media que tarda nuestro Lóbulo Prefrontal en retomar las riendas y empezar re-enfocar el tema de una manera emocionalmente más inteligente.

Estas “recetas” pueden parecer fáciles pero no lo son ni por asomo. Y si no cuando lo hayas hecho 30 veces en distintas situaciones dime si no le habrás cogido el tranquillo y no te será mas fácil re-centrarte y recuperar las riendas con más facilidad … pues eso querrá decir que tu CCA ya habrá empezado a fortalecerse.

Saludos y abrazos para todos.