Ritmos personales: cambio y tiempo

En este mundo todo esta hecho para cambiar y para moverse.

O para cambiarlo y moverlo.

Nada permanece, todo deriva, transmuta, se transforma, cambia de lugar, de elemento, y de estado …

Y nosotros con todo ello.

De hecho es imposible quedarse donde estas: la tierra gira a 463 m/seg sobre su eje, a 29,79 Km/seg alrededor del Sol, y a 216 km/seg respecto al centro de la galaxia. Así que para quedarse donde estás lo tenemos claro.

El secreto en este hermoso caos, en este caldo de cambio, es encontrar nuestro ritmo, nuestro pulso, nuestro latido, nuestro tempo.

Es fundamental para no perdernos, para operar con mas soltura.

El ritmo al hablar, al andar, al pensar, al decidir.

Todos tenemos un ritmo optimo, un ritmo favorito, un compás propio.

Después tenemos otros ritmos, otros tempos en los que también podemos operar, podemos adaptarnos, pero quizás no estamos tan cómodos porque se alejan de nuestro ritmo natural.

Si que es verdad que hay momentos para todo, y hay veces que nos gusta mas bailar lento, y en otros momentos movernos rápido. Pero siempre hay una velocidad en la que fluimos, en la que sacamos lo mejor, porque es nuestro latido natural.

¿Porque el tempo? ¿Porque es tan importante el ritmo?

Porque estamos hechos de pulso y latido.

Probar a respirar desacompasadamente y veréis que agobio.

Las células de nuestro cuerpo necesitan ese tempo constante, para alimentarse, para recibir el oxigeno, para limpiarse. Nuestro cuerpo tiene ritmos.

El ritmo personal. Los ritmos del día. Saber adaptar los ritmos es fundamental para no enfermar.

Somos plásticos y adaptables, pero tenemos nuestros ritmos naturales.

Aquellos hacia los cuales tendemos, y en los que nos sentimos mas a gusto y somos mas productivos.

Todo se acelera, todo se acelera. Vivimos en una época de rápidos.

Rápidos despertares, rápidos avances, cambios rápidos, comidas rápidas, despedidas rápidas, éxito rápido, rápido, rápido, … ya, ya, ahora … llego tarde, tengo que irme … el tiempo, el tiempo, el tiempo se me acaba, me falta tiempo, el problema es el tiempo, se me come el tiempo, pierdo el tiempo, tenemos que ganar tiempo, no tenemos tiempo, andamos sin tiempo, llegamos tarde, vamos deprisa, para atrapar el tiempo, para llegar a tiempo, … llegar a tiempo.

¿Que es el tiempo? El tiempo es la distancia entre un momento y el siguiente, la distancia entre un estado y otro estado. El tiempo es la medida del cambio. Y no podemos controlar el tiempo, pero si la medida y el compás de nuestro cambio. Y ser dueños y responsables de nuestros cambios es liderarnos. Y liderarnos es elegir libre y responsablemente. Mas allá del tiempo, el miedo y la exigencia.